cuando cuentas algo a alguien...

Tag: tumbas

PESADILLAS

tumblr_ndxhfyBTJJ1tgg4b1o1_500

Casi cada noche sufro pesadillas en las que estoy siempre cerca del mar y debo adentrarme en pasadizos que me llevan a lugares próximos al centro de la tierra. A veces son oficinas, a veces tumbas, a veces restaurantes. Están siempre llenos de arena y de restos humanos, y habitadas por personas que creen tenerlo todo y por ello el derecho de poseerme a mí también. Me acompañan siempre esos amigos que ya no existen en mi vida y en los que nunca pienso cuando estoy despierta, sobre todo quienes son aún muy importantes para mí y mi mente ha tratado de solapar con desmemoria. Me pregunto por qué ya no quieren formar parte de mi vida y muchas veces no logro una respuesta. El caso, así de simple, es que ya no están. Esas grutas arenosas están pobladas por perros gigantescos que trotan y ladran a lo lejos y al acercarse siguen manteniendo sus grotescas dimensiones y sus lenguas recorren mi cuerpo dejándolo lleno de una pegajosa saliva que luego no puedo quitarme con agua porque ésta es inexistente. La busco y la busco en cualquier recoveco, pero mi búsqueda resulta inútil y acabo atrapada en secarrales inhóspitos donde me persiguen asesinos que intentan esconder cadáveres cavando agujeros y tapándolos con hormigón. Al final, acabo asistiendo a un entierro de alguien muy querido, llorando su ausencia y sintiendo que el mundo se acaba para mí, preguntándome si es un sueño y convencida de que no lo es, despertándome entre estertores, gritos y lágrimas. A veces la gente me pregunta por qué no me gusta dormir si es el mayor placer del mundo. Pero yo siempre recuerdo mis sueños y además los siento reales, perennes en mi cerebro como si fuesen parte de mi vida. Así que no, no me gusta dormir.

IMPOSIBILIDAD DE MORIR

muerte

Si el anciano se aproxima
Hacia el caudal del vacío
Dile en silencio que se quede
entre nosotros
El tiempo suficiente
Para asestarnos una puñalada
Y dejarnos florecer
en medio de la gruta.

Si el anciano remonta el vuelo
Agárralo bien fuerte y rómpelo
En pedazos que puedas
Transportar con rapidez
Hasta la cuna de su nieto
Allí se quedará tendido
Y pausará la tertulia con el ángel
Viajará entre la piedad
y el incorregible consuelo.

Lame sus piernas
Llenas de melancolía
Llora por su regreso
cuanto puedas
A él le gusta el agua
Más que a un océano la sal.

Vomita tus más sacrílegas
Intenciones de que perdure
En nuestro pedestal eterno
Y de robarle la sapiencia
Para perder en el ocaso
Todo lo que la muerte
Nos exige.
Has encontrado a tu oráculo
En medio del camino.

¿Será la vida eso,
eso solamente?
¿Corregir los ciclos
Inacabables,
con la destreza
De un péndulo que va
Siempre hacia un centro
queriendo salirse del hilo?

Ahora
El anciano roto
en mil promesas
prosigue su camino
Más confuso
Con el semblante más sereno
Pero menos solemne
Debiste darle un beso de despedida
cuando vació su mano en aire.

No eres más que sombras
sobre más sombras
de la muerte que se detuvo
durante un instante
para llevarte con más muerte
sobre sus hombros.

VIEJO BAILARÍN

oldman

Cuéntame lo que te dije ayer
Repítemelo palabra por palabra
Y que todas sean diferentes
He encontrado anudado tu zapato
A mi púdica sombra
Y tu lengua a mi asfalto
Tu figura de bailarín
A mi giroscopio
Y tu porcelana de latón
A mis entrañas secas
Ahora, cuéntamelo
Repítemelo sílaba a sílaba
Como si todas fuesen cuerpos
Como si todas fuesen láminas
De ciudades que visitamos
Cuando éramos viejos
Inflamados por la esperanza
Que nos daban el rencor y la ternura
De vivir en un infinito transparente
Ahora cálzate y espérame
Recorreré contigo el ancho y el largo
De esta casa llena de palabras
De esta casa llena de olvidos
Y conseguiré que recuerdes
Que mañana, solamente mañana
Será el día en que el sol
No temblará cuando
Arrojes tu memoria a la tumba.

© 2017

Theme by Anders NorenUp ↑