cuando cuentas algo a alguien...

Tag: casa

VIEJO BAILARÍN

oldman

Cuéntame lo que te dije ayer
Repítemelo palabra por palabra
Y que todas sean diferentes
He encontrado anudado tu zapato
A mi púdica sombra
Y tu lengua a mi asfalto
Tu figura de bailarín
A mi giroscopio
Y tu porcelana de latón
A mis entrañas secas
Ahora, cuéntamelo
Repítemelo sílaba a sílaba
Como si todas fuesen cuerpos
Como si todas fuesen láminas
De ciudades que visitamos
Cuando éramos viejos
Inflamados por la esperanza
Que nos daban el rencor y la ternura
De vivir en un infinito transparente
Ahora cálzate y espérame
Recorreré contigo el ancho y el largo
De esta casa llena de palabras
De esta casa llena de olvidos
Y conseguiré que recuerdes
Que mañana, solamente mañana
Será el día en que el sol
No temblará cuando
Arrojes tu memoria a la tumba.

LA CASA DE LOS TRES DÍAS

mansion

Hoy he ido a tu casa.
A la casa de los tres días,
a la que tuvo las copas
que rompían en la noche.
Donde cerca se escuchaban
los eclipses de los hombres.

Y ya aquí, en mi destino
no lloro por la gema sin raíz
que consoló al fuego en la tumba
y que bajo el ciprés del Sênam
rechazó cada limosna de Triolet

En la casa de los tres días
no lloro ya siquiera al recordar
el sacrificio del cordero
y al germano amante de Truffaut
que esculpió mis pechos con su mirada,
la música de la senda de Al-Farabi
que rompió en mil pedazos
el mármol y la piedra:
ahora son gotas de ceniza
que descansan en un féretro inmaduro

En la casa tuya,
Incluso las luces más tenues
Deslumbran al huesped despistado
Y aquí
sigue el hombre buscando respuestas
sigue la mujer buscando respuestas
y sigue el niño jugando a crearlas.

Adiós.
Ahora debo regresar,
completa de huída y multitud,
a mi interludio.

© 2017

Theme by Anders NorenUp ↑