cuando cuentas algo a alguien...

SWEET KID

ELLA

Sweet kid, te has teñido el pelo de negro.

Ya no te pareces a la niña

Que sostenía la taza hasta mi mesa

En el bar de tu padre,

Cuando tu padre clavaba el toldo al suelo

Sin camiseta en las tardes diáfanas

Sin camiseta cuando yo pasaba

Hacia la barra a recoger mi té.

Los días de verano hacia la barra

Y tú corrías, rubia, sweet kid,

Tú corrías hacia mí,

Lejos de la gente, y te mentías,

Te decías que el tiempo era

Un reloj grande y ligero

Que tenía cuerda y lloraba en invierno

Y que tu padre tenía la camisa puesta

Y que tú tenías el pelo como yo.

Sweet kid, te has teñido el pelo de negro

Y tu padre ya no está

Tu padre es ahora un novio grande

Que se sienta a la mesa con un amigo

Y ríen y toman té, y son rubios

Y ellos te quieren los dos

Y se podrían llamar Jules et Jim

Pero no se llaman nada, solo tú

Los llamas Soñadores

Y se retiran por la tarde.

Pero tú, cubriendo tu cabello rubio

Sweet kid, cubriéndolo de negro,

Que se resquebraja cuando lo mojas

Cubres la luz que recuerdo

Cubres los abrazos que recuerdo

Cuando todos éramos más altos que tú

Y tu padre aún existía

Y todos traíamos su camiseta

Que volaba por la terraza

Porque el viento soplaba

Aunque hiciese mucho calor.

Y tú, sweet kid, siempre con tanta energía,

Con tu coleta rubia, con tus ojos negros,

Como tu pelo ahora, como tus tardes,

Como los años en los que me fui

De esta terraza que ahora habito.

1 Comment

  1. José Mario Domínguez Jorge

    November 1, 2014 at 5:31 pm

    Ya casi nadie es joven, aún teniendo edad para serlo y merecerlo. Me da la asquerosa impresión de que ya todo nace viejo y ajado, y que a “alguien” le puede interesar nuestra amarga senectud; para hundirnos en los huecos del tiempo que ha pasado. Tiempo donde algunos prebostes religiosos, te hacían intimar con la muerte para infundirte su propio miedo a través de incansables sermones de mediodía, como un aperitivo a tú cercano almuerzo. Se tiene con urgencia que acabar con ésta amenaza de la muerte. Solo para el que vive de espaldas a las “malvadas religiones”, sabemos que algún día la muerte se pondrá sus mejores galas para recibirnos galante y mal educada. Pero no debemos de vivir pensando en que llegará; y menos con amenazas del que las anuncia gozoso, porqué “alguien murió por nosotros”.¡¡¡ Menos lobos caperucita!!!, qe diría un castizo. La vida hay que vivirla a tope-y dejando vivir a los demás-, no podemos estar pendientes de la muerte.¡¡¡Qe se ocupe ella de las fechas en la cuales feneceremos, y que nos deje en paz!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2017

Theme by Anders NorenUp ↑