cuando cuentas algo a alguien...

AJEDREZ

pool

Elisa salió a la piscina, quedaban un par de turistas despistados buscando el sol en una esquina. En uno de los bancos de cemento desnudo había una niña jugando sola al ajedrez, contra un invisible contrincante. Se metió en el agua y se dedicó a observarla. Le recordaba a ella misma, con un bañador pasado de moda y el pelo corto y liso sobre la frente. Caía la tarde y el chico que recogía las hamacas estaba atareado haciendo una montaña que a Elisa le recordaba a los cientos de colchones del cuento del guisante y la princesa. Cuando no quedó más que la niña del ajedrez, Elisa se acercó a ella, empapada y enrollada en una toalla y se colocó en el lado de las blancas. La niña, con unos enormes ojos azules, la miró y sonrió. «Jaque mate». Ya había perdido la partida antes de meterse en el agua.

2 Comments

  1. Elisa… inteligente niña.
    Las elisas coopean con el cosmos.
    Buen mirocuento.
    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2017

Theme by Anders NorenUp ↑